Como padres sabemos que tan rápido crecen nuestros bebés. Parece que fue ayer que eran bebés completamente dependiente de nosotros, esta mañana eran niños jugando en el parque y hoy ya independientes llenan de vida nuestro hogar. Pronto serán grandes o adultos y extrañaremos esas manitas rodeando las nuestras. Nosotros conservamos estas manos en una escultura. Recuerdo de nuestros niños, recuerdo de nuestras vidas. Es el mejor recuerdo y símbolo de unión familiar. Puede ser el regalo más especial para el regalo del día de la madre, para el regalo del día del padre para los regalos de navidad, etc.